(+57) 301 216 0995 - (035) 6638659 - RNT. 51545 NIT: 901032337-2 dhihotels@gmail.com

Cartagena de Indias, Patrimonio Histórico de la Humanidad, declarado por la UNESCO en 1984, constituye una suma de encantos con su arquitectura colonial, republicana y moderna de sus construcciones y el conjunto de fortificaciones más completo de Suramérica. Es una ciudad caracterizada por su agradable brisa marina y atardeceres que transforman las fachadas y colores de las casas. Fue fundada en 1533 por Pedro de Heredia. Posee una suma de encantos en medio de su intensa vida nocturna, festivales culturales, paisajes exuberantes, magníficas playas, oferta gastronómica e importante infraestructura hotelera y turística.

Cartagena, con su magia colonial atrae al más distraído turista porque aún permanecen vivas las corrientes de aire que soplan desde el mar hasta sus estrechas calles y soleados balcones.

Es una ciudad fantástica que guarda los secretos de la historia en sus murallas y balcones, en sus construcciones y en sus angostos caminos de piedra. Bordeada por una hermosa bahía, es uno de los destinos más populares en auge del mundo, es una de las ciudades más turísticas de América Latina e interesante desde el punto de vista histórico, ya durante la época de la conquista fue uno de los puertos más importantes de nuestro continente debido a que desde allí salían las mayores riquezas de las que se apropiaban los españoles. Fue asaltada numerosas veces por piratas, tropas inglesas, francesas y holandesas.

El 11 de noviembre de 1811, Cartagena declaro su independencia y hoy, se puede caminar por sus calles que conservan gran parte de la arquitectura de aquellos tiempos.

Tiene sitios espectaculares como Playa Blanca, lugar paradisiaco al que se puede llegar por un catamarán o bien por vía terrestre. La historia está viva en cada esquina y sus pobladores nativos se cruzan bien para ofrecer un servicio de guías o para vender cualquier recuerdo.

Cartagena está llena de sabor y magia, cada día abren sus puertas más hoteles boutiques o restaurantes temáticos y lo que nunca cambiara en ella son las fritangueras de pasabocas típicos como la arepa con huevo, carimañolas y demás delicias que caracterizan la comida típica en horas vespertinas.

Recorrer las calles en la ciudad antigua es como recorrer el tiempo del pasado, una ciudad en muchos aspectos estancada que permite la sobrevivencia en una ciudad ambivalente donde se encuentra el turista con la realidad.

Hay otros sitios, con su magia propia, es el caso de Getsemaní donde la gente vive en sus casas y las calles las vuelven negocios que veden toda clase de comida típica en contraste con restaurantes con todo tipo de comida internacional de gran calidad con precios equiparables a otras ciudades del mundo.

Dentro de sus atractivos turísticos se encuentran gran cantidad de arquitecturas religiosas como las iglesias San pedro Claver, la Catedral, Santo Domingo, Santo Toribio, la Tercera Orden, la Trinidad, el Convento de la Popa, entre otras; además, el Palacio de la Inquisición, el monumento a las botas viejas, el Castillo San Felipe de Barajas, la India Catalina, las Bóvedas, Museo del Oro, la Torre del Reloj, diversas Plazas, el Portal de los Dulces y demás.

Cartagena, es una ciudad colonial bien cuidada y muy histórica, por ser un destino turístico importante tiene buenas conexiones de transporte aéreo y terrestre con direcciones a diversos rincones del país.
Sus habitantes son muy alegres, sencillos y espontáneos. Cartagena, es el lugar más turístico de Colombia y lo es, por alguna razón. Esta ciudad, merece sin duda una visita detallada.